Betina Barrios Ayala

Bitácora Electoral

In Crónica on octubre 9, 2012 at 4:58 pm

El Jueves 4 de Octubre me encontré con dos de mis amigos de Argentina. Venezolanos que decidieron darle un desvío a su vida y aventurarse en el sur. Ambos siguen allá y vinieron a votar, y cada vez que hay elecciones vienen. La patria siempre llama. Ese día fuimos a la licorería pensando en el fin de semana y en la necesidad de abastecernos de alcohol suficiente para resistir la ola de emociones que ya se empezaba a formar dentro de cada uno de nosotros. La ansiedad fue indescriptible. Las elecciones elegían nuestra vida. “¿Te imaginas?” Y sonreíamos pensando en que quizás ya no tendríamos que estar tan lejos.

Compré diez Polar Pilsen para mi casa. En lo único que podía pensar era en que pasara lo que pasara yo quería estar adulterada. Cualquiera de los resultados me iba a sumir en un sentimiento extremo. Igual siempre respondí cuando me preguntaban, que Henrique ganaba. Ese era mi único escenario posible. No malgastaba energías pensando en la otra posibilidad.

El viernes 5 de octubre me dediqué a adelantar trabajo porque el fin de semana no iba a poder pensar en nada. No hice mucho, por no decir que no hice nada.

El sábado 6 de Octubre hablaba con Mariana pensando en que al fin íbamos a poder contribuir con nuestra carrera a nuestro país. Que al fin la opinión profesional quizá tendría valor. Sin certeza de nada, sólo coincidiamos en el deseo de que las cosas pudiesen cambiar. En recuperar la cancillería. En no tener que bajar la cabeza, vestirnos de rojo e inscribirnos en un partido para servir a nuestro país.

No tengo idea de cómo sería otro gobierno, pero al menos estoy convencida de que le daría una oportunidad a lo que sea. Sólo la esperanza del cambio. Ayer leía en Twitter lo siguiente: “En 1998 Venezuela necesitaba un cambio, hoy se resiste a cambiar”. ¿Quién sabe qué le pasó a esa juventud de esas décadas? Seguramente estarían como nosotros ahora, esperando su oportunidad de cambio. Sentirnos venezolanos sin patria es el sentimiento más duro que vive la juventud en el país. Y ni hablar de la generación de nuestros padres. Todavía muchos esperan el cambio prometido en 1998.

El domingo 7 de Octubre me fui a casa de una gente desconocida. Extrañamente cuando estoy muy ansiosa me dedico a conocer gente nueva. No es la primera vez. Ellos estaban en lo mismo, pasados de tragos diciendo “Hay un Camino”. Una pareja de menos de 30 años con dos hijos, uno de cuatro y un bebe que cumplió un año la semana pasada. El cuadro era increíble. “¿Qué va a pasar? – ¡Nada, ganamos! ¡Hay un Camino!”, el diálogo de  cada cinco minutos, a manera de chiste. Shot de Jaggermeister. La pareja se fue a fumar un porrito en su casa. No faltó el que llegó preguntando por cocaína, mientras se escuchaban declaraciones en la tele. Ya eran pasadas las siete. Todas las mamás empezaron a manifestarse en los teléfonos.

Llegué a mi casa exactamente como quería estar esa noche. Saludé a mi mamá que se sorprendió un poco de verme así y salí a la sala a mirar Globovisión con mi hermano y mi papá. Estaba con la computadora sobre las piernas y el Twitter actualizándose cada cinco minutos. Me comí un sándwich. Todo el mundo hablaba de chocolate y alcohol. Leí un tweet de El Ciudadano mientras lo escuchaba hablar en la tele y recibí un mensaje de texto. “Perdimos. Lo dimos todo”.

Ayer 8 de Octubre amaneció y el día estaba muy bello, silencioso y dorado. Laureano Márquez estaba en el programa de César Miguel Rondón desplegando su tristeza. No había nadie en la calle y me recordó un feriado. Quise montar bicicleta. Me fui a dictar una clase de yoga y terminé de alumna. Hornee galletas. Sonreía y lloraba. Recibí un mensaje cariñoso de alguien que le dio su voto a Hugo. Ni siquiera respondí.

Aquí seguimos viviendo con tan pocas garantías. Aquí estamos y aquí seguimos. Siempre nos queda la conciencia y las ganas de materializar los sueños.

Yo sigo pensando que Hay un Camino. Sigamos construyéndolo.

“Me quitaron mi país. Pero nunca me quitarán mis valores. Nunca me reclutarán”.

Rafael Osío Cabrices.

Periodista Independiente.

http://noticiasmontreal.com/47068/caricatura-de-robins-meunier-12-de-junio-de-2012/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: