Betina Barrios Ayala

Venezuela, ¿Olímpica?

In Opinión, Reflexión on agosto 4, 2012 at 11:17 am

A partir de la alegría enceguecedora que produjo la grandiosa conquista de Ruben Limardo de la segunda medalla de oro en la historia de los Juegos Olímpicos para Venezuela; comenzó mi reconstrucción de nuestro recorrido como tierra de atletas. Miraba con mi mamá la premiación en la TV, los ojos llorosos emocionados de quienes lo acompañaron en su triunfo en Londres y la exhibición de las estadísticas históricas de nuestra participación como nación en este evento. Ruben se convirtió con esta hazaña en el primer latinoamericano en ganar medalla de oro en esgrima desde 1904[1], más de 100 años han pasado desde entonces, sin duda alguna, solo bombos y platillos en su nombre.

Sin embargo, este gran logro, que representa un magnífico motivo de orgullo para todos, es también un episodio que nos llama a la reflexión. Seguramente sobrarán quienes intenten politizar este resultado relacionándolo con la política actual, más me atrevo a decir que no habrá lugar para ello en donde exista algo de objetividad. En el camino recorrido por nuestros atletas olímpicos, hemos conseguido doce medallas en total, entre oro, plata y bronce; pasaron más de cuarenta años para repetir una medalla dorada, desde 1968 cuando el boxeador Francisco Rodríguez se erigió con la marca.

En fin, ¿Qué pasa con el deporte en nuestra cultura? No es un tema de gobiernos nada más. Es un comentario cotidiano el de: “el venezolano es flojo”. Y sí. La dedicación, la constancia y el compromiso, son valores que se ausentan en nuestro día a día y es una realidad que nos toca a todos muy de cerca. Se trata de nuestra falta de motivación al logro como sociedad y el poco espacio que le damos a este importante aspecto de la vida humana. Ninguno de nuestros gobernantes le ha dado el lugar que se merece a la promoción del deporte de alta competencia. Nunca nos hemos destacado lo suficiente en esta rama, y no es un tema presupuestario; es algo más profundo que eso.

Michael Phelps batió el récord como el atleta ganador de más medallas olímpicas desde la creación de los juegos. Con su récord individual, supera en el medallero histórico de los JJOO a la gran mayoría de los países de América Latina – con excepción de Cuba, Brasil, Argentina y México[2]-. EEUU en su historia olímpica, ha obtenido más de 2200 medallas[3], porcentualmente no podemos compararnos en lo más mínimo. China con su crecimiento exacerbado de los últimos años, también ha mostrado increíbles talentos en las disciplinas de competencia olímpica, obteniendo en total más de 380 medallas que en cada celebración de olimpiadas se va notando cómo se destacan más y más[4]. Y Cuba, que es un país tan limitado, en un buen número de aspectos, también ha obtenido marcas espectaculares con sus atletas, consiguiendo más de 180 medallas en total[5].

Entonces, ¿Qué estamos esperando para darle más importancia a aquello que realmente lo merece? Esto nos debe tocar a todos. No depende de un modelo político, o de una posición económica, el logro de resultados. ¿Qué nos hace falta? El rol del Estado en el logro de incentivos para los atletas es fundamental. La preocupación por los espacios públicos para el deporte, las becas estudiantiles para quien se destaque en cualquier disciplina, la posibilidad de movilidad social a partir de los esfuerzos que exige entregarse a ser un atleta.

Debemos concientizar la necesidad de respetar al deportista y al deporte. Comprender lo que significa someter al cuerpo a los más exigentes entrenamientos y reconocer este aspecto como un indicador de país grande, con valores que reflejan la práctica de la sana competencia. Esto es un logro de todos, que sentiremos todos; será un reflejo de nuestro país evolucionando en conjunto, sin absurdas separaciones políticas momentáneas. Es todo un tema de actualidad la forma en que el avance, el progreso, el desarrollo, se refleja en el desempeño deportivo de los chinos.

El deporte enriquece la cultura, engrandece el alma y recrea el espíritu enseñando a no distraerse en malos pasos. Cuando tenemos un sueño, algo que nos motiva, que nos inspira a ser mejores cada día, no existe nada que pueda separarnos del esfuerzo de conseguirlo. Tenemos mucho ocio, conformismo y apatía entre nosotros. Una de las soluciones para nuestro desgaste social está en el deporte, porque educa, enseña que en la constancia y la práctica disciplinada está la excelencia.

¡Bravo Ruben, Andreina, Jessica y todas nuestras representaciones olímpicas! Por demostrar que sí se puede ir en contra de todo, sí se puede creer en un sueño, sí enriquece y vale la pena el esfuerzo cuando decidimos comprometernos. Gracias por su ejemplo.

Anuncios
  1. “El deporte enriquece la cultura, engrandece el alma y recrea el espíritu…” Que frase tan hermona.

    Me parece que en verdad nos hace falta dejar de tener esa imagen, esa visión de pereza que tenemos de nosotros mismos. Ese cambio esta en cada uno de nosotros. Es por eso que debemos ser la diferencia que queremos ver, el cambio que deseamos que ocurra. Lo dejan claro tanto Ruben, como vos en este articulo. Gracias!

    • Así es Sergio! El progreso está en cada uno de nosotros. Dejar de mirar el mundo con pereza y conformismo. La constancia es el único camino al éxito. Lo que fácil viene, fácil se va. Gracias por tu lectura y comentarios. Un abrazo!

  2. Brillante 🙂 la mejor reflexión que he escuchado hasta ahora, todo el mundo se limita a politizar este acontecimiento, sin entender que es algo que va más allá de rojos y azules, y que es un tema que nos concierne a todos por igual. Es necesario que el Estado incentive este tipo de actividades, entendamos que si estos valores “la dedicación, la constancia y el compromiso” fueran parte de la sociedad venezolana, la historia sería otra. Tenemos que enfocarnos en motivar e inculcar valores a la sociedad, no podemos pretender cambiar un país entero sólo por cambiar de presidente. El cambio tiene que ser de cada uno de nosotros como venezolanos, empecemos por nosotros mismos y luego motivemos a los demás.

    • Así es Adri! A todos nos toca contribuir para el cambio. Nuestra sociedad está muy deteriorada, entre otras cosas porque muchas veces esperamos conseguir beneficios sin ningún esfuerzo. Gracias por la lectura y por compartir tus opiniones! Te mando un beso enorme! Ojalá podamos coincidir pronto!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: