Betina Barrios Ayala

Vivir Intensamente

In Reflexión on marzo 14, 2012 at 9:26 am

¿Por qué es tan difícil saber lo que queremos? Y, ¿Por qué, siendo así, nos obsesionamos con saberlo?

La vida es toda una gran cuna de incertidumbres. Las tristezas momentáneas, los miedos e inconformidades son parte de nuestra rutina. Lo importante es aprender a convivir con esto, y en esos momentos tan exasperantes en que crece el misterio y no entendemos qué va a pasar; también disfrutar ese gusto agridulce que es el verdadero placer de vivir. Las transiciones son muy dolorosas, pero son necesarias. Nadie está listo para vivir a plenitud si no se arriesga. Todo es una experiencia, cada una con sus consecuencias.

Escojamos vivir sin miedo, vivir intensamente. Ser libres de verdad.

Les dejo este breve escrito de Pablo Neruda. Lo leyó ayer para un grupo de trabajo una señora maravillosa que siente una enorme pasión por la literatura y nos invitó a escuchar estas líneas. Ahora multiplico su efecto porque creo que para todos tiene algo que vale la pena rescatar.

Feliz Día y plena vida!

_____________________________________________________________

Muere Lentamente

Pablo Neruda.-

Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito, repitiendo todos los días los mismos trayectos, quien no cambia de marca, no arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente quien hace de la Televisión su guía.

Muere lentamente quien evita una pasión, quien prefiere el negro sobre blanco y los puntos sobre las “íes” a un remolino de emociones, justamente las que rescatan el brillo de los ojos, sonrisas de los bostezos, corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo, quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien no se permite por lo menos una vez en la vida, huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente quien destruye su amor propio, quien no se deja ayudar.

Muere lentamente, quien pasa los días quejándose de su mala suerte o de la lluvia incesante.

Muere lentamente, quien abandona un proyecto antes de iniciarlo, no preguntando de un asunto que desconoce o no respondiendo cuando le indagan sobre algo que sabe.

Evitemos la muerte en suaves cuotas, recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor que el simple hecho de respirar. Solamente la ardiente paciencia hará que conquistemos una espléndida felicidad.

Anuncios
  1. Excelente Bety… Tus escritos me atrapan (no dejaré de repetirlo)… Este lo lei en un buen momento, porque no quiero morir lentamente. Besos, tqm!!!

  2. Lamentablemente este poema no es de Pablo Neruda, puedes revisarlo en la fundacion Neruda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: