Betina Barrios Ayala

Manifiesto

In Opinión on noviembre 12, 2011 at 12:50 pm

Wilson Ramos es solo uno más. Un crimen que se mediatiza y que se digiere amargamente para ser sustituida la escena por algún otro protagonista que pase a ser víctima de la inseguridad en Venezuela. Qué difícil acostumbrarse a vivir así. Este éxodo que experimenta nuestro país por huir de esta permanente situación de alarma, de la posibilidad de que acaparen tu vida durante un minuto, unas horas, unos meses o para siempre. ¿Cómo puede ser prioridad hace más de 8 años años la fuga de capitales y tener una rigurosidad cambiaria absoluta cuando la fuga de capital humano es enorme? Y no se trata solo de los que migran, sino también de quienes se van de este mundo en manos de delincuentes autorizados por un sistema judicial absolutamente inexistente.

Si, lamentablemente estamos insertos en una realidad de guerra. Rodeados de una delincuencia organizada y creciente, imbatible, como un ejército de inconscientes legitimados por la autoridad para filtrarse en la vida de quien quiera. Nos hemos acostumbrado a vivir en una selva hobbesiana, donde el hombre es lobo del hombre, pero no tenemos Leviathán que controle.

La verdad que en Venezuela caería bien una revolución real. Una que acabe con este juego macabro de todos contra todos. Mientras en el teatro de lo político están jugando a disputarse el poder, simplemente nos matan a todos. Como si fuésemos un grupo de espectadores frente a un espectáculo que son asaltados por la espalda y aniquilados silenciosamente, apilados a un lado como si tuviesen vidas inservibles.

¿Qué piensa un homicida? ¿Su vida es más importante? ¿Sus planes son mejores? ¿Y un secuestrador? ¿Qué justifica estos crímenes? ¿Qué creen estas personas? ¿Acaso vivir no es la meta y el regalo de todos? ¿Por qué si vives atropellando al otro estás más vivo que los demás? La verdad que podríamos formular miles de preguntas y aún quedarnos sin respuestas. Nadie se hace cargo.

Ví esa fotografía de la madre de Wilson al enterarse que estaba bien, y ví el rostro de la Señora María que trabaja en mi casa en Caracas y vive en Petare y un día amaneció sin hijo y el de mi mamá esperando asomada en el balcón a que regrese a salvo a casa. ¿Cuántas madres, esposas, hijos, padres, hermanos se quedan sin la compañía de quienes quieren porque simplemente un fantasma cada vez más grande se los lleva, nos lleva a todos? Comparto el dolor cada día de ver en las noticias al venezolano convertido en un animal de matadero. Muerte y traumas sistemáticos permanentes en todas las esferas. Somos todos víctimas. A nadie le preguntan antes de agredirlo a qué partido político pertenece o si le interesa la política, si quiere que Hugo se quede o que se vaya.

Basta de que Hugo sea lo más importante en un país en el que la humanidad no vale nada. Me solidarizo con todos quienes han perdido a un ser querido en manos de esta fuerza indetenible y revolucionaria. Patria, socialismo y muerte. Cambio de slogan, porque la revolución es más importante que la vida.

Felicidades Hugo, con tu grito de guerra has derribado a grandes que ignoras por tu amplio egocentrismo. Gracias por tu egoísmo y por convertir nuestro país en un constante nido de conflicto. Gracias por amparar a estas mentes descontroladas que son felices en tu reino de lo posible, de lo fácil. Gracias por tu mensaje permanente de atropello que ha enseñado a muchos a que es la ley del más fuerte la que controla el país.

Una palabra para ti: KARMA. Nadie escapa de las consecuencias de sus actos.

¡Venceremos!

Anuncios
  1. Excelente post. No podría ser títulado mejor.

    Si me autorizas te re-posteo en mi blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: