Betina Barrios Ayala

Guitarra

In Música on mayo 26, 2011 at 3:44 pm

Aproximadamente el 70% de cada uno de mis días escucho música mientras hago alguna otra cosa. Confieso mi debilidad por la guitarra. Las guitarras hacen estremecer el cuerpo, son dedos y manos sosteniendo un instrumento y literalmente tocándolo y golpeándolo para emitir sonidos. El movimiento de los dedos, la postura del intérprete. Todo es goce, todo es armonía.

Respeto a los escritores de música. Definitivamente tienen talento especial. Reproducen sonidos con su instrumento y a su vez dejan testamento de esto para poder volver a escucharlos. Tocarlos ellos, los demás. Tienen la posibilidad de compartir su pasión, sus sentimientos, su conocimiento.

A veces quisiera experimentar su talento. Y no espero para hacerlo. Puedo tomar una guitarra con mis manos y mientras escucho tocar al artista me meto en el papel. Trato de reproducir los sonidos que escucho. No tengo idea de lo que hago realmente, pero es una forma de cumplir con mi fantasía de tener esa capacidad de hacer música.

Los músicos de calle, esos que te sorprenden de vez en cuando. Vas a tu paso, con tus propósitos en la cabeza y los escuchas y te roban, te roban la mente y te ocupan los sentidos. Igualmente disfruto eso, me gusta que me saquen de mi espacio para llevarme al de ellos. Me gusta su espontaneidad. Encontrarlos en el metro, en una plaza, en la calle. Son encuentros fortuitos, pero perfectos. Me encanta el talento inesperado. Es excitante.

Mi papá me enseñó a escuchar música. Me presentó hace muchos años a Paco de Lucía. Siempre ha sido amor. A lo mejor por eso me gustan las guitarras. Su forma. Una figura perfecta de curvas y cuerdas. Después de él, he conocido a muchos guitarristas y he notado que la mayoría de mis canciones favoritas la tienen como protagonista, haciendo intro, solos, compañía perfecta también. Mi abuelo tocaba; y no solo hacía música, también contaba historias y con la guitarra hacía sonidos imitando las situaciones que narraba.

Con esto quiero animar a los músicos. Quiero expresarles mi admiración total a su habilidad, a su compañía y a su magia. Aplaudo hoy y siempre a la guitarra y a las manos que la hacen hablar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: